Viva Polk White.png

4926 Southfork Drive Lakeland FL 33813        info@vivapolk.com

Remedios caseros para subir las defensas



Viva Polk se preocupa por la salud de la comunidad hispana. En estos momentos es importante fortalecer el sistema inmunológico, para prevenir el contagio del Coronavirus. No es fácil conseguirlo de la noche a la mañana, pero sí es importante tener una alimentación rica en vitaminas A, B, C, D y E, tanto como en minerales; disminuir el consumo de azucares y alcohol, hacer ejercicios y descansar adecuadamente. 


Miremos las vitaminas y minerales que pueden subir las defensas.


La vitamina A: es importante para el sistema inmunitario, la visión y la reproducción. Además, la vitamina A ayuda con el buen funcionamiento del corazón, los pulmones, los riñones y otros órganos. Podemos encontrar la vitamina A en los productos lácteos, los vegetales como la zanahoria, brócoli, col, espinacas. En las frutas como el melón y el mango. También obtenemos la vitamina A en las carnes, como ternera, pollo, pavo y pescado.


La vitamina B: contiene 8 vitaminas que ayudan al metabolismo. Las más conocidas son la B1, B6, y B12 o el ácido fólico y se deben ingerir diariamente. Estas vitaminas se encuentran en el arroz, los cereales integrales, la avena, las legumbres, alimentos de origen animal.


La vitamina C: es imprescindible para el buen funcionamiento del sistema inmunitario el cual protege al cuerpo contra las enfermedades. También es necesaria para el desarrollo y crecimiento tanto como la cicatrización de las heridas y mejora la absorción del hierro presente en los alimentos. Los alimentos que contienen más vitamina C son: la naranja, el limón, la guayaba, el perejil, el pimiento rojo, las coles, el brócoli, el kiwi, la papaya, y vegetales fermentados. 


La vitamina D: ayuda a la absorción de calcio y es esencial para proteger la salud de los huesos. También mejora el metabolismo, la musculatura y la defensa frente infecciones. La podemos obtener mediante la exposición al sol y en alimentos como el aceite de hígado de bacalao, el pescado, los mariscos, hígado, los huevos, las setas, el aguacate, el trigo, y los productos lácteos.


La vitamina E: actúa como antioxidante, ayuda a combatir las infecciones estimulando el funcionamiento del sistema inmunológico, retrasa el envejecimiento, mejora la salud de los ojos, mantiene nuestra piel, cabello y uñas saludables, cuida nuestras arterias y venas, favorece el buen funcionamiento del sistema nervioso, mejora la memoria y el aprendizaje y mucho más. Podemos encontrarla en aceites vegetales, nueces, semillas, hortalizas de hojas verdes, aguacate, frijoles y garbanzos.


El hierro: es esencial en la elaboración de hormonas y los tejidos conectivos. Su ausencia puede causar anemia. Los alimentos que contienen más hierro son las espinacas, las lentejas, las frambuesas, los pistachos, los cereales y el hígado.


El Zinc: es un componente que ayuda al sistema inmunitario a combatir bacterias y virus. Los alimentos más ricos en zinc son: la carne de cerdo, las ostras, el hígado de ternera, las almejas, las carnes rojas, las avellanas y las almendras, el pollo y el pavo, el queso, el huevo, la avena y el chocolate negro.


Otros alimentos importantes en nuestra dieta son: la cebolla y el ajo. Ambos son alimentos y medicamentos naturales que combaten virus y bacterias. El ajo debe consumirse crudo para que mantenga sus propiedades, mientras que la cebolla no pierde sus propiedades al cocinarse.


También podemos sustituir el azúcar con la miel de abeja, ya que la miel tiene propiedades antioxidantes y antibacterianas, no contenidas en el azúcar. Otro alimento que posee propiedades que ayudan a combatir las infecciones causadas por virus y bacterias, es el jengibre. El jengibre es rico en vitaminas, potasio y niacina y ayuda a combatir la tos y la gripe.


Otros remedios para las defensas bajas Además de una buena alimentación, existen otros hábitos que pueden ayudar a la salud y al sistema inmunológico.


Es imprescindible descansar bien y dormir de 7 a 8 horas al día.


La positividad: El estrés y los cambios anímicos bajan las defensas. Es importante tener una visión positiva en la vida, si puede ser sin medicinas, mejor. El ser positivo tiene enormes ventajas para el organismo: eleva el nivel de inmunoglobulina, lo que relaja la musculatura y libera endorfinas, generando así, un mayor bienestar.


La higiene: Es muy importante mantener una higiene personal muy cuidada: el simple hecho de lavarse las manos evita el contagio de enfermedades. Recuerda que las manos lo tocan todo y son la fuente # 1 de gérmenes. Elimínalos con una buena lavada de manos, o un desinfectante, en el caso de estar fuera de casa.


¡Cuídate mucho! El mundo te necesita.

10 vistas

©2020 Institute of Spanish Communication, Inc.