Viva Polk White.png

4926 Southfork Drive Lakeland FL 33813        info@vivapolk.com

La leyenda de los dos lobos


En estos días de incertidumbre, donde la vida ha cambiado tan inesperadamente, las emociones son difíciles de controlar. Muchos han perdido sus trabajos, otros han tenido que aprender a trabajar cibernéticamente, y al mismo tiempo, hacer el papel de maestros. Algunos han salido a trabajar, exponiendo sus propias vidas y las de su familia a un enemigo invisible, mientras otros han disfrutado de su hogar, aunque a ratos se han sentido como en una celda. No importa cual haya sido la situación, si algo causó que se les desatara un torbellino de emociones y se convirtieran en un “ogro” temporalmente, quizás puedan disfrutar de esta versión adaptada de una leyenda Cherokee. (Nativos del Norte de Estados Unidos)


Una noche un joven Cherokee se acercó, muy enojado, a su abuelo quien meditaba al lado de una hoguera.  Sin decir una palabra, se sentó a su lado mirando sus puños.  El abuelo, al ver la ira que se apoderaba silenciosamente de su nieto, procedió a darle una lección invaluable.


El anciano dijo: “Hijo mío, a veces se da una batalla entre dos lobos que viven dentro de cada ser humano”. Uno es malvado, es ira, envidia, celos, prepotencia, tristeza, pesar, avaricia, arrogancia, autocompasión, culpa, resentimiento, soberbia, inferioridad, mentiras, falso orgullo, superioridad y sobretodo ego.


El otro en cambio, es bueno, generoso, positivo, es amor, perdón, alegría, paz, esperanza, humildad, bondad, serenidad, amistad, verdad, empatía, generosidad, fe y compasión. La misma batalla ocurre dentro de mí, de ti, de todos”.


El nieto se quedó pensativo por unos minutos y luego preguntó a su abuelo: “¿Qué lobo gana?” A lo que su abuelo respondió con una mirada profunda: “Aquel al que tú alimentes.”


En esta leyenda, el abuelo le ofrece a su nieto una lección de sabiduría sobre las dos fuerzas antagónicas que coexisten en nuestro interior.

La cuestión aquí es identificar a cuál de nuestros “lobos” estamos alimentando durante estos días difíciles; cuál de los dos “lobos” domina nuestro espíritu. 


Los invito a que meditemos sobre esta leyenda y sepamos que está en nosotros el no alimentar nuestro interior con aquello que nos lleva a la desesperación, angustia o miedo; siempre hay una esperanza, por lo tanto, los invito a que demos riendas sueltas al “lobo” bueno que vive en nosotros.

6 vistas

©2020 Institute of Spanish Communication, Inc.