Viva Polk White.png

4926 Southfork Drive Lakeland FL 33813        info@vivapolk.com

Coronavirus: su impacto en la Educación

Actualizado: jul 21


Escrito por la Dra. Maria Portillo


Mucho se ha comentado sobre una de las peores crisis vividas en los últimos tiempos: el Coronavirus y con ello su impacto en la educación.  La llegada de este virus nos tomó desprevenidos, indefensos, sin contar con las armas apropiadas  para deshacernos de tan nefasto y letal visitante. Este mortal huésped llegó para quedarse.  Nos invadió la desesperación, tuvimos que encerrarnos en nuestros hogares con la esperanza de que el aniquilador pereciera. Hospitales, aeropuertos, tiendas, restaurantes, comercio en general, cerraron sus puertas, deteniendo así todo desarrollo y progreso.  La ciudad permanecía dormida y con una incertidumbre que generaba un sin número de teorías especulativas e hipótesis dudosas. Dentro de este panorama, una de las mayores preocupaciones era las consecuencias para la educación.    


Administradores, maestros y estudiantes fueron considerablemente afectados, al suspender las clases, sustituyéndolas por clases virtuales.  Ante tal decisión, evidentemente los centros educativos no estaban completamente preparados para enfrentar tal  situación. Sin embargo,  es muy loable  la seriedad y profesionalismo  con que este reto fue asumido por las escuelas y  educadores en general,  haciendo  grandes esfuerzos para culminar el año escolar. 


La aparición del coronavirus ha generado mucha controversia y opiniones en lo que a la educación se refiere. Una de estas opiniones es que  la enseñanza virtual  podría en el futuro remplazar  la educación presencial. Es innegable que en momentos como estos, esta plataforma tecnológica ha sido la gran alternativa, y en consecuencia, escuelas y centros educativos en todo el mundo lograran impedir la paralización de la educación.  La preocupación descansa en el mensaje de aquellas voces que consideran que la educación a distancia vino para quedarse y que remplazaría la educación tradicional, de carácter presencial.


No debemos olvidar que la educación tradicional está llena de vivencias, ritos y enseñanzas que le dan vida y alegría a la interacción dinámica entre el maestro y el alumno. Los estudiantes son seres humanos que aprenden no solo sobre áreas específicas, sino que en el aula ellos aprenden de la vida, de cómo crecer y desenvolverse como ciudadanos.  Esto se logra a través de la interacción vivencial maestro-alumno. Sin esta relación, original, real, enriquecedora, no puede haber ni transmisión de conocimiento ni formación moral y ciudadana. De igual forma, el maestro perdería una parte esencial de la docencia: aprender de sus alumnos. Ninguna plataforma digital  puede sustituir esta interacción y el impacto de la misma en   la vida de nuestros estudiantes y maestros,  mucho menos proporcionarles un valioso aprendizaje.

7 vistas

©2020 Institute of Spanish Communication, Inc.